“La detención de todo pensamiento en vosotros es el árbol del despertar; y la incapacidad de detener vuestros pensamientos, el árbol de la ignorancia”.