Sobre el apego y la discriminación

Todo aquello a lo que estás apegado, todo aquello que amas,
todo aquello que conoces, desaparecerá algún día.
Ser consciente de esto, y de que el mundo es tu mente,
con la que creas, actúas y sufres,
se conoce como discriminación.
Discrimina entre lo real y lo irreal.
Lo conocido es irreal y así como viene se va,
permanece en lo Desconocido, en la Verdad Inmutable.
La discriminación destruye el apego
exponiendo lo transitorio, la naturaleza ilusoria,
del objeto al que te apegas.
Todo lo que aparece y desaparece no es Real,
y carece de todo néctar, así que no te aferres a ello.
Una vez que lo hayas soltado no retornes a ello.
Permanece como Eternidad en tu propio Ser.

PAPAJI

1 comment for “Sobre el apego y la discriminación

  1. ricardo de iquique
    6 Abril 2014 at 1:10 am

    no recuerdo haber nacido, y seguramente no recordaré cuando me muera. Creo haber nacido porque mis padres y familiares me lo contaban repetidamente, pero en realidad nada que no esté en mi recuerdo tiene existencia real para mi, y lo que recuerdo, muchas veces es errático y dudoso. ¿Que es real, entonces?. Me he convencido que solamente es real el aroma de mi cuerpo al despertar en la mañana (mientras dura, porque luego es recuerdo), la sensación de hambre cuando me acucia, y lo que se presenta momento a momento en mi pantalla visual. En este momento es real el teclado del computador, las letras de la pantalla, y una deliciosa sensación de sueño que me invita a dormir. También es real un supuesto temor a un terremoto, pero esa realidad se alimente de una información guardada, porque en este momento no está temblando. Puede que lo único real sea la mente, de la que solo conozco el nombre, pero lo único que sé con certeza es que una parte de ella, los pensamientos, se han adueñado de mí, y me han aislado de la realidad. Añoro volver a la realidad de la que seguramente una vez me perdí, pero esta cárcel en que respiro es de alta seguridad. A veces miro por la ventana, y me parece ver la realidad, pero muy pronto me doy cuenta que lo que veo es un nuevo dibujo creado por el pensamiento. Es un laberinto, y ahí moro. Me gustaría asomarme, por un ratito, a la realidad…¿existe algo como eso???

Comments are closed.