PUEBLOS ORIGINARIOS: EL PENSAR PERCEPTIVO III

 

         Es elemental y patente que este sistema de pensar racionalista es producto de los patricios que eran descendientes directos de la cultura europea. Ello les permitió “construir una realidad” desde la visión que le dictaba la cultura de la ilustración. Teoría, análisis, hipótesis, supuestos, presunciones, postulados, diagnostico, etc., y con todo este bagaje intelectual “interpretaron al salvaje”; sus hábitos, costumbres, espiritualidad (a la cual llamaron religión) comunidad comunista (política y economía), educación directa (de boca a oído). El análisis los llevo a concluir en la necesidad de la exterminación total porque representaban “la barbarie” al construir un sistema improductivo que no participaba del economicismo productivista centrado en el crecimiento y desarrollo que “exigía la civilización”.

Quinientos años de esfuerzo para aniquilarlos por completo no lograron destruir su visión perceptiva, su pensar intuitivo, su “cosmosensitividad”, su comprensión directa de la realidad “más allá de las palabras”: en definitiva “su pensar zen originario”. Los patricios de América con su codicia, ambición, voracidad, afán, usura, egoísmo, miseria, avaricia y violencia, formaron ejércitos (y hoy grupos fascistas parapoliciales) con la finalidad de quitarle sus territorios para ampliar las fronteras del productivismo economicista y los ceros de sus cuentas bancarias. Y es solo esta finalidad de rapacidad y mezquindad, la que impuso una “cultura imperialista”: la cultura europea de la ilustración, llevándonos a perdernos la oportunidad de tener un pensar “Zen-Originario-Americano”.

La visión perceptiva (el pensar) de los pueblos nativos es exactamente lo que es el pensar zen. La vida y el vivir es, aquí-ahora, eximiendo toda discusión erudita de carácter exegético, que exige mucha erudición y cerebro analítico y que obviamente no reflejan los hechos de la vida espiritual, ni de las experiencias personales, y mucho menos “lo que es” desnudamente, sino que principalmente reflejan y versan sobre conceptos y esquemas porque la erudición siempre tiende a la abstracción y el conceptualismo oscureciendo la percepción-intuición, que es básica cuando la vida se vive y es vista desde el mundo interior hacia el mundo exterior, cuando la fuente de la cultura es la vida espiritual, la vida centrada en la sabiduría… CONTINUARA…