PUEBLOS ORIGINARIOS: EL PENSAR PERCEPTIVO II

         El pensar “racionalizador” no tiene la capacidad de “comprender” esta clase de “fe” porque esta fe no es una forma de “pensar en, de creer en” es una “visión-sentimiento” más que una cosmovisión; vale decir, que es un “cosmosentimiento” porque se encuentra fuera de toda ideología, sistema analítico, corriente de pensamiento, sistematización, método, técnica verbalística, teología, no es una doctrina, opinión, tesis, teoría o filosofía; en otras palabras, esta visión-sentimiento está más allá de las palabras, y eso la convierte en “incomprensibles” para la mente Occidental, ya que el occidental “es creyente” en toda cosmovisión y paradigma que idee el intelecto, de manera que su creencia depende inexorablemente de la proyección intelectual sobre lo que cree, lo que significa “pensar en”. El pensar en, involucra “el deseo” de que sea verdad lo que se cree, porque se cree en lo que se desconoce (Dios), de suerte que el creyente tiene que confiar que en el futuro se concrete “su esperanza”. La esperanza, el deseo, la creencia, son las fuentes eternas a los que recurre el ego para proyectarse sobre el “llegar a ser”.

          La visión perceptiva ante la realidad no contempla la codicia psicológica del “llegar a ser”. Para el pensar perceptivo existe el “ser”, lo cual es “presencia aquí-ahora”, es “estar aquí en lo que se hace de instante en instante”. Como hombres de la ilustración, la realidad para nosotros es lo que “nuestra creencia ve”, siendo la creencia la interpretación antojadiza del analizador, de modo que esa realidad es nada más que las conclusiones del observador y esas conclusiones contienen, “el cómo fue y como debería haber sido, el cómo debería ser, el cómo tendría que ser”, todo lo cual abre las puertas de par en par al “cómo llegar a ser”. En otras palabras; la realidad es lo que “nuestra creencia ve”, siendo simplemente la interpretación y análisis desde la cual el analizador-interpretador termina viendo la realidad, o sea, vemos el mundo y su realidad desde nuestras creencias particulares y esas “creencias” pasan a ser y son la realidad… CONTINUARA…