PUEBLOS ORIGINARIOS: EL PENSAR PERCEPTIVO I

         CACIQUE PINZENCASIQUE PINZEN

La visión perceptiva, el pensar perceptivo, se perdió en la mente occidental a partir de Aristóteles. Este pensar se sostiene todavía en algunas partes de Oriente y en los ancianos de los pueblos nativos de América. La intromisión del catolicismo en la conquista comenzó con una lenta invasión del pensar racionalista. La evangelización, que llego de la mano de la conquista y la dominación colonial, lo máximo que logro fue crear un sincretismo a raíz del fracaso de la “evangelización total” que pretendía imponer el catolicismo a los pueblos originarios.

         El pensar católico con su racionalización teológica intento la “cristianización” de los pueblos indígenas; lo que realmente sucedió fue la “indianización” del cristianismo, que obligo a los conquistadores a terminar aceptando un sincretismo con la consecuente libertad de culto. La indianización del cristianismo en la órbita de los pueblos originarios se debió a que los pueblos nativos tienen una consciencia histórica que nace de su visión espiritual la cual la encontramos traducida en símbolos cíclicos confirmados por el tiempo y por su concepción-vivencia; “el hombre ante Dios, Dios con el hombre”, lo que permite la comunión entre el cielo y el hombre. Esta comunión se extiende hacia la manifestación física  de Dios; la naturaleza, la que no es separada del hombre: el hombre es la naturaleza, la naturaleza es el hombre.