NUEVA CULTURA IX

PREGUNTA: Lo que usted dice puede ser útil para el hombre culto, ¿pero no generará caos en el ignorante?
RESPUESTA: Es muy difícil determinar quién es el culto y quién el ignorante. (Risas) Uno puede leer muchos libros, tener muchos compañeros, pertenecer a algún movimiento social, político o espiritual, a distintos clubes, poseer muchísimo dinero y, sin embargo, ser el más ignorante de los hombres.
Cuando usted se preocupa por el ignorante, eso indica, por lo general, que hay temor, que no desea ser perturbado o desalojado de sus logros (materiales o de liderazgo). Por eso dice que habrá desorden y caos; como si ahora no hubiera caos y sufrimiento en el mundo. No se preocupe por el ignorante, “sino obsérvese y vea si sus acciones son inteligentes y están libres de temor”, ya que sólo así crearán un medio apropiado. Pero así, sin comprensión, meramente se preocupa por el ignorante, se convierte usted en un sacerdote, en un líder, en un explotador. Si ustedes, que supuestamente son cultos, que disponen de tiempo libre, no asumen la plena responsabilidad de sus acciones, entonces habrá un caos mayor, más desdicha y sufrimiento.