FRAGMENTANDO EL VIVIR

FRAGMENTANDO EL VIVIR – INCOMPRENDIENDO LA VIDA:… 

        Creer que la vida es el fragmento intelectual-psicológico que nosotros elegimos del vivir y sobre el cual depositamos toda nuestra pasión, amor, energía y dedicación, es como creer que un elefante se resume a su trompa. De esa inmensidad que es la vida, nosotros la rebajamos a la particular simpatía que nos atrae de algún fragmento que ofrece el vivir: lo político, lo económico, lo social, lo religioso, lo cultural, lo artístico, lo espiritualista, lo deportivo, los negocios, el trabajo, la filosofía, la familia, el status, la naturaleza, etc. Elegimos uno de estos segmentos, una de estas parcelas diminutas, convirtiéndola y dándole importancia como si fuera la totalidad de la vida. La consecuencia inevitable de ello es que nos convertimos en monotemáticos e ignorantemente en sectarios.

De este modo el fragmento elegido pasa a ser lo importante, no la totalidad de la existencia humana. Como esta parcela la introducimos en nuestra mente en forma de muleta intelectual, el fragmento termina ocupando la totalidad del pensar y el “en que pensar”. La “monotemática” se ha hecho dueña de nuestra mente. De aquí en más, todo lo relacionaremos con el campo temático elegido, y sin darnos cuenta, vale decir, inconscientemente, alienamos nuestra mente incomunicándola “en la isla” que elegimos como muleta psicológica donde nos refugiaremos intelectualmente. O sea, hemos encontrado el alimento perfecto para la obsesión mental sin sospechar que hicimos tal operación psicológica. Ello nos parece normal. Pero toda obsesión, por más intelectual que sea, es una enfermedad de la mente indiscutiblemente. La ventaja reside en que todo el mundo funciona igual y esto nos permite denominar dicha locura como… cordura ¿?… además de considerar que ello es la forma normal de vivir [¿?]. Este tipo de mente “monotemática” (que redujo la totalidad del vivir y la vida a la política y a la economía, ¡lo que significa que el elefante es nada más que su trompa!) es la que se postula y considera que está capacitada para solucionar la crisis actual, afirmando saber y tener la solución para los complejos problemas de cualquier sociedad y, por ende, del hombre y del planeta [¿?]. ¿En qué consiste la ignorancia? Respuesta: en creer que uno sabe… y que él, junto con su ideal… “son los Elegidos, Predestinados y Llamados a salvar el mundo”… Lo que el resto de los seres humanos no sabemos es ¿Por quién fueron elegidos, predestinados y llamados para dicha tarea?… De manera que la pregunta que se impone a continuación es  ¿En qué consiste el egocentrismo, la arrogancia y nuevamente… la ignorancia? Creo que la respuesta ya está contestada.