ENSEÑANZAS DE JESÚS: ¿LIBERACIÓN O ESCLAVITUD?

PARTE X:

         La deformación de las enseñanzas de Jesucristo ha creado caos, confusión, conflicto y temor en la mente humana, además de la producción de las consecuentes heridas y cicatrices psicológicas que se estampan en la mente por medio de la culpa y la condena, las cuales se han encargado de sellar el miedo en nuestro mundo psicológico. Ello nos ha llevado a la lamentable situación de conocer la religión/espiritualidad por medio de la amenaza, el chantaje, el terrorismo psicológico, la coacción, el temor y, es obvio que conocer algo bajo semejante estado mental produce la rebeldía subsiguiente además de no querer escuchar sobre lo sagrado, lo inconmensurable, el investigar sobre la verdad, el conocerse a uno mismo, el cuestionar sobre la vida y el vivir. La coacción realizada para creer, hace del temor la fuente del sometimiento y la resignación, dejando como única salida la esperanza, la promesa y la recompensa, de modo que se priva desde el nacimiento al hombre de la paz y la felicidad.

Si el Reino de los Cielos se encuentra dentro nuestro, es obvio que ahí está la claridad en el pensar, la paz y la felicidad ¿verdad? Pero también es obvio que no existe claridad, paz y felicidad donde reina el terror, el miedo, la amenaza, de modo que ¿averiguamos por nosotros mismo si Jesús tenía razón o la tienen sus supuestos representantes aquí en la tierra? Aceptamos sus amenazas que aseguran que si no creemos en lo que ellos nos dicen sobre Dios, Jesús y sus doctrinas, creencias e ideologías, iremos sin remedios ni opción al infierno. O indagamos por nosotros mismos si el Reino de los Cielos se encuentra en nuestro interior; lo que significaría que no necesitamos de ningún supuesto representante de la Divinidad.A BELLEZA