Los extremos son como trampas o emboscadas; permanece en el medio, pero ni siquiera al medio te aferres”.