SOBRE CREENCIAS

SOBRE “CREENCIAS”:…
***No solo somos inconscientes sino que ni siquiera “sospechamos” la influencia que ejercen “nuestras creencias” sobre la naturaleza de nuestra observación, pero el hecho es que determinan nuestra forma de ver las cosas, de experimentarlas y como consecuencia afectan a todo lo que hacemos. No es equivocado decir que “vemos a través de nuestras creencias” y que estas se constituyen en el observador.
***Toda “creencia” es el pensamiento intentando salvar a la mente del temor.
***El mercado de las ideas ideológicas ¿No es el burdel del pensamiento donde cada cliente cree haber elegido a la mejor prostituta?
***Las creencias doctrinarias son el chiquero del intelecto donde el pensamiento puede revolcarse en el barro del conceptualismo especulativo sobre la ideación de lo mejor a su antojo, capricho, humor y fantasía.
*** Creer en una doctrina es estar convencido que se posee la Biblia salvadora del mundo.
*** Una mente adoctrinada es una mente crédula, infantil e ilusoria.

*** No existe mente más dogmáticamente religiosa que la mente adoctrinada políticamente: ¡¡¡¡¡¡¡Creen en la salvación colectiva!!!!!!!

“NO EXISTE LA POSIBILIDAD DE SER LIBRE CUANDO SE ES ESCLAVO DE UNA DOCTRINA, DE UNA CREENCIA”.

****El placer, la comodidad y el agrado que da el identificarse con una doctrina es porque su ideología identifica un enemigo (externo) y ello nos permite ignorar, desconocer, no tomar en cuenta al enemigo interno: ¡Nuestras Miserias Humanas!

*******¡¡¡¡¡¡¡ El apadrinar una doctrina, es el regalo que le hace el intelecto al narcisismo arrogante de la razón para que esta convenza al ego que tiene asegurada su “Trascendencia”!!!!!!!

Todo militante cree en que esta “cambiando la historia” y que es un elegido y predestinado para hacerlo.

*** Cuando el intelecto cobija una doctrina, convierte automáticamente a la mente en el cementerio de las ideas propias.

***** Nuestra visión esta teñida por nuestras creencias. La objetividad para ver el mundo es “análisis” adecuado a nuestros intereses para darle razón y argumentos a lo que creemos.

*** Nuestra creencia es quien “ve”, analiza, compara y deduce “que es verdad” y que no lo es.

*** Lo que definimos “como mi verdad” es nada más “que mi razón”.