CUANDO LA MENTE PIENSA

Indiscutiblemente el ser conscientes dista mucho de la auto-definición sobre lo que consideramos como ser conscientes. Ser conscientes no significa el estar de acuerdo con nuestro pensar y actuar en consecuencia porque ello también puede ser una demostración de irreflexión e insensatez. Ser conscientes es percibir lo que es como es, o sea, significa no traducir los hechos en ideas. La mente consciente se nos revela cuando no intentamos escapar de los desafíos de la vida o problemas mediante argucias intelectuales como la esperanza, la promesa, la utopía, la creencia, ni mediante consuelos psicológicos como las entretenciones, la búsqueda de placer, la auto-compasión, el enamoramiento, puesto que todo ello ayuda a la mente a la inconsciencia del problema real y, por lo tanto, a la continuidad y persistencia  de la ignorancia.