CIENCIA: LOS LIMITES DEL CONOCIMIENTO

Leonard Susskind, uno de los fundadores de la teoría de cuerdas, explica que la realidad podría encontrarse más allá de nuestra capacidad de comprensión…

Leonard Susskind, profesor de la Universidad Stanford, ha sido el padre de algunas de las ideas que han modificado el panorama de la física teórica durante los últimos años. En el decenio de 1970 fue uno de los precursores de la teoría de cuerdas, denostada al principio para convertirse después en la candidata más popular a unificar todas las interacciones de la naturaleza. Durante años, disputó la conjetura de Stephen Hawking de que los agujeros negros no solamente engullen objetos, sino que los deshacen hasta tornarlos del todo irreconocibles, en manifiesta violación de uno de los principios fundamentales de la mecánica cuántica. Con el tiempo, Hawking se desdijo. También contribuyó a desarrollar la noción moderna de universos paralelos a partir de lo que él denominó el «paisaje» de la teoría de cuerdas. Con ello, echó a perder el sueño de explicar el universo como el único resultado posible a partir de unas leyes fundamentales.
Hoy, los físicos que intentan comprender los aspectos más profundos de la realidad trabajan con una serie de esquemas que, en parte, se deben a Susskind. Pero, con el paso del tiempo, ha ocurrido algo curioso: Susskind se pregunta ahora si es posible comprender la realidad. Teme que esta se encuentre más allá de nuestra limitada capacidad para visualizarla.
Susskind no es el primero en expresar tal preocupación. En los años veinte y treinta del siglo xx, los fundadores de la mecánica cuántica se dividían en dos bandos: los realistas y los antirrealistas. Los primeros, entre quienes se contaba Albert Einstein, sostenían que el cometido de la física era proporcionar una imagen mental, por imperfecta que fuera, de una realidad externa y objetiva. Los antirrealistas, como Niels Bohr, afirmaban que esas imágenes mentales se encontraban repletas de atolladeros: los científicos deberían conformarse con realizar y verificar predicciones empíricas. Susskind opina que las contradicciones y paradojas de la física moderna ratifican las cautelas de Bohr.