CIENCIA: A VUELTAS CON LA MATERIA OSCURA


ASTROPARTÍCULAS:… La característica principal de la materia oscura suele resumirse diciendo que nadie sabe lo que es, porque nadie la ha visto…

AHUGEROLa característica principal de la materia oscura suele resumirse diciendo que nadie sabe lo que es, porque nadie la ha visto. La primera cláusula es irrevocable: un gran número de partículas hipotéticas se erigen como candidatas a componer esta sustancia misteriosa. En cuanto a si alguien la ha visto o no, parece que los expertos se encuentran más divididos que nunca.

La controversia gira en torno al experimento DAMA, un detector de partículas subterráneo localizado en el Laboratorio Nacional de Gran Sasso, en Italia. A juicio de algunos, DAMA lleva años detectando partículas de materia oscura. Los críticos, por su parte, sostienen que DAMA no ha sido tan claro en la publicación de sus datos y se muestran escépticos al respecto.

Más que en los datos en sí, el problema reside en su interpretación. Si la materia oscura inunda nuestra galaxia, como parecen indicar las observaciones astronómicas, la detección de esta sustancia desde la Tierra debería exhibir una modulación anual provocada por la órbita del planeta; algo así como un flujo y reflujo estacional de partículas de materia oscura. Durante más de diez años, DAMA ha detectado perturbaciones que se ajustan a ese patrón. «Creo que todo el mundo está de acuerdo en que detectan una señal», afirma Mario Livio, del Instituto Científico para Telescopios Espaciales de Baltimore. «La cuestión es: ¿de qué se trata?»

El pasado mes de abril, la colaboración XENON100 (otro detector, localizado también en Gran Sasso) publicó ciertos resultados que parecían descartar que los indicios referidos por DAMA se debiesen a la detección de materia oscura. Sin embargo, en mayo, el experimento CoGeNT, emplazado en Minnesota, anunció que detectaba perturbaciones estacionales similares a las referidas por DAMA. Los resultados son aún preliminares, pero CoGeNT podría convertirse en el aliado que DAMA ha necesitado durante mucho tiempo. Según Juan I. Collar, físico de la Universidad de Chicago y portavoz de CoGeNT: «Puede que los investigadores de DAMA estén equivocados y puede que tengan razón. Nosotros tenemos que permanecer neutrales», afirmó. «Me encuentro atrapado entre creyentes e incrédulos.»