ORGANIZANDO LA VERDAD

 

Cualquier enseñanza organizada en verdad e introducida en el pensar por la coacción del miedo, es la verdad degenerada en fetichismo, superstición, lo que termina produciendo el consecuente caos psicológico y la imposibilidad del florecimiento de la mente. Cuando la mente acepta una verdad preestablecida, limita la posibilidad de indagar sobre la veracidad de dicha verdad, puesto que cuando la verdad preestablecida es aceptada por la mente pasa a ser alimento para el miedo y, es este mismo miedo el impedimento para cuestionar, examinar, explorar e investigar sobre la veracidad de lo aceptado. De manera que lo mismo que es aceptado como verdad, se transforma en el muro que imposibilita llegar a ella. El resultado termina siendo la completa incertidumbre  en lo que se cree, además de la absoluta desconfianza en lo que se afirma, aunque se continua dando por cierta y admitiendo como verdad superior.