IRÁN Y LA GUERRA

POR QUÉ “NO” HABRÁ GUERRA CONTRA IRÁN:…

Aunque los medios hablan de guerra contra Iran, la realidad muestra que un ataque hacia ese país es inviable y de consecuencias imprevisibles para el mundo entero:…

Los medios actuales no paran de lanzar mensajes desalentadores de un posible ataque a Irán próximamente y que será seguramente la antesala de la tercera guerra mundial en un escenario bélico donde las armas nucleares tendrán su propio papelimportante, pero a la vez no decisivo.

Mientras La Casa Blanca se mantiene entre “dos aguas” , por un lado su rechazo de parte de los mas cuerdos a un ataque por parte de USA e Israel a la república islámica, por otro, los mas fundamentalistas del pentágono y de los lobbies económicos y militares donde ven una oportunidad para apropiarse de los recursos energéticos del país y dominar una gran zona rica en petróleo y que sería una carta a jugar en el gran tablero internacional.

Pero los análisis de los asesores del Pentágono son erróneos. Un ataque podría provenir de un Israel convencido que puede atacar y recibir el apoyo en una guerra contra Irán.

Esta actitud ataca directamente la seguridad propia de los USA, de ahí que un asesor de Obama pedía que en el caso de ataque israelí USA debería derribar sus aviones militares.

Enfrascados por culpa de sus propias estupideces y arrogancia, América se ve impotente para diseñar un nuevo oriente medio y mas aún de apropiarse de los recursos de los países ocupados de Iraq y Afganistan.

Ven como el peligro de una revolución Islámica en Iraq va acercándose y como los planes por dominar Afganistán van desvaneciéndose.

Un ataque a Irán por parte de Israel y USA tendrá una respuesta de la república islámica, pero a la vez ese ataque abriría nuevos escenarios como sería la intervención militar de Siria y de las milicias de Hezbollah así como de los palestinos de Hamas.

Parece estas fuerzas ridículas en comparación con Goliat, y su gran complejo militar pero debemos recordar que mientras Irán no será jamás ocupado, el Estado Iraní se verá envuento en acciones defensivas (de ataques) constantes en todo oriente medio.

Mientras la situación aparecerá inclinándose hacia el lado occidental al alargarse el “estado de guerra” podrían haber derribos de regímenes pro occidentales en cascadas ya que las fuerzas islámicas son hoy una alternativa real para la emancipación de los pueblos como demuestra Hamás o Hezbollah donde son apoyados y queridos por las poblaciones a pesar de las dificultades.

Así veríamos en este escenario de guerra ilimitada a caídas de Egipto pero también y posiblemente de Arabia Saudí donde los americanos no tendrán mas remedio que intervenir y entonces irá provocando la tan deseada guerra entre el Islam y occidente.

Países tan lejanos como Marruecos pueden verse envuelto en una espiral de rebelión y revuelta y ser bases de ataques hacia occidente.

Las células islámicas, hoy controladas por estados, pueden dar lugar a su despertar pero también a una intervención de las minorías musulmanas en todo occidente y su radicalización junto a las fuerzas internas antiimperialistas y anticapitalistas.

Un ataque a Irán podría por otro lado colapsar a USA por medio de una reducción drástica del petróleo por Venezuela, por no decir una subida de precios del petróleo por parte de la OPEP.

Pero el escenario peor será en Iraq y Afganistan donde las fuerzas antiamericanas y antioccidentales recrudecerán los ataques hasta ser un verdadero quebradero de cabeza para los ocupantes.

Mientras el conflicto entre Iran e Israel se saldan con continuos ataques de cohetes y viendo que no puede invadirse puede tentar al gobierno de Israel el uso de armas nucleares, pero el problema para occidente vendrá de Paquistán ya que es un país islámico y seguramente acabará ocupando el papel que le corresponde, y por mucho que intente de crear una guerra entre Paquistán e Indiala verdadera tensión será entre esta potencia nuclear e Israel y USA siendo su punto de mira Israel.

Los ataques terroristas se irán multiplicando en todo el mundo contra intereses occidentales y también dentro de occidente se vivirá espirales de violencia tanto de fanáticos como acciones individuales incontroladas por no decir deuna opinión pública hostil hacia los gobiernos.

La aceleración de república islámicas y la solidaridad de gobiernos y poblaciones irán derribando gobierno tras gobierno y haciendo saltar el sueño de un control del medio oriente por USA e Israel.

Pero el peligro real será la posibilidad de un ataque nuclear a Israel por parte de grupos no controlados por estados o por Paquistán y donde tendrá que intervenir USA quien también sería atacado por Paquistán.

En todo este escenario no podemos olvidar que la guerra infinita necesita de recursos económicos y hoy la mega potencia militar está “tiesa” no tiene un duro y en ese escenario China puede crear un derribo del dólar y de la economía americana sin precedente, arrastrando al mundo a un caos económico donde ella podrá sostenerse debido a su fuerza industrial y económica.

El fuego cruzado de armas nucleares puede acabar en una disputa militar entre las grandes potencias como China e India, y puede ir incluyendo en el escenario bélico a grandes potencias nucleares que acabarán al fin de llevarnos justo donde nuestra decadencia espiritual insostenible quiere llevarnos, a la misma prehistoria, meta y camino del capitalismo.

De ahí que la otra opción de USA es aceptar en nuevo escenario internacional y dar la bienvenida a Irán como potencia regional y comenzar a negociar lo que será la retirada de Afganistán y de Iraq y el cambio de régimen en Iraq que acabará seguramente convirtiéndose en una república islámica mas novedosa que la república de Irán al unir todas las ramas del islam y mantener una tolerancia y respeto hacia las minorías laicas y religiosas.

Mientras Obama tendrá que ir gestionando la decadencia americana como hizo De Gaulle y tratando de llevar a América a un lugar seguro como será por medio de una creación de un nuevo sistema internacional de seguridad que evite a las potencias invasiones como las ocurridas en el siglo pasado.

Mientras Irán se refuerza Israel no tendrá mas remedio que cambiar de paradigma de seguridad y comenzar unas relaciones sinceras entre los regímenes iguales de la zona y solucionar los conflictos palestinos y de los territorios ocupados para buscar lo que quería Isaak Rabin, un Israel con capacidad de vivir en paz y seguridad entre sus vecinos árabes.

Por Marco Terranova Tenorio

Más información:

Rel. Internacionales / Geopolítica