EL VATICANO DEBATE

SEXO PONTIFISIO:…

Entrevista a Eric Frattini – Investigador:….

Escrito Por Marta Iglesias:….

Antes de escritor de éxito, Frattini fue corresponsal de guerra y periodista. En todas las facetas sobresale su espíritu investigador, que refrenda con datos verificados. En su nuevo libro ‘Los Papas y el sexo’ (Espasa), demuestra que a menudo los Pontífices no predican con el ejemplo, en lo que a sexo se refiere.
Eric Frattini se encuentra inmerso en su nueva novela, que será la secuela de “El Quinto Mandamiento” y desvelará cómo el cardenal Lienart llegó a tener tanto poder dentro de la Iglesia. Entre tecleo y tecleo, hace un paréntesis para presentar Los Papas y el sexo, un libro “que debe leer todo el mundo y principalmente los católicos, para poner de manifiesto el velo de hipocresía que debe quitarse la jerarquía vaticana con respecto a muchas cuestiones sexuales”, afirma el autor.
-¿Por qué este libro? ¿Qué quieres poner de manifiesto?
-Porque desde hace 2010 años Iglesia y sexo son palabras totalmente contrarias. Ninguna religión del mundo ha debatido tanto, tanto los temas sexuales como lo ha hecho el catolicismo. Y luego principalmente porque el Papa, que es el máximo teólogo moral de la religión católica, es precisamente el creyente que más ha incumplido aquella sentencia bíblica que decía que “toda fornicación y toda forma de impureza, que ni siquiera se mencionen entre vosotros, como conviene a los santos”. A partir de ahí hago todo un recorrido de cómo los Papas han practicado sexo, o los que no lo han practicado sí han creado normas papales de temas relacionados con el sexo.
-¿Por qué la castidad en los curas? ¿De dónde procede la sobrevaloración de la virginidad y qué objetivo tenía?
-Hasta el Concilio de Letrán I -principios del siglo XII- no se empiezan a tomar medidas contra que los religiosos estuvieran casados. El objetivo era el mantener la religión en la pureza. Uno de los primeros capítulos que iba en el libro y que luego se quitó por cuestión de espacio, es el sexo en la Biblia. Hace poco alguien se ofendió porque yo dije que jamás dejaría que mi hijo menor de edad leyese la Biblia, porque me parece un libro totalmente lleno de sexo y violencia. En 96 versículos habla de violaciones a mujeres, son utilizadas como objetos sexuales, como botín de guerra o prostituídas; en 1106 versículos del Antiguo y Nuevo Testamento se citan diversas formas de matar como lapidar, degollar, pasar a cuchillo, matar a filo de espada; 515 hablan de anatemas, masacres o exterminios; en 787 versículos de la Biblia se citan casos concretos de venganza, menosprecio a la vida, odio, cólera, enemistad. Por ejemplo se cuenta que estando Lot borracho se acostó con sus dos hijas, las dejó embarazadas y Dios le perdonó porque era un patriarca. A partir de ahí, imagínate la mano libre que han tenido los Papas como representantes de Dios en la Tierra para cometer todo tipo de tropelías sexuales y salir impunes, apoyándose en que ellos son los elegidos por Dios y el Espíritu Santo. Si hoy la Biblia fuera reescrita tal y como está ahora, no sería aceptada por la religión católica.

“El mayor retrógrado del mundo en lo referente a la castidad fue Juan Pablo II. Espero que no le hagan santo porque no se lo merece, cortó de cuajo cualquier avance que pudiera tener la Iglesia en el presente y en el futuro en todo lo referente al sacerdocio femenino, celibato o el sacerdocio laico”

-¿De dónde viene la afirmación de que Jesús no estaba casado, cuando los que estudian el siglo I d.C. aseguran que sí porque era común en la época?
-…o el propio Pedro, por ejemplo también. Los católicos se echan las manos a la cabeza cuando se dice que Pedro estaba casado, pero en la Biblia -que es su libro sagrado-, dice en un momento que Pedro se retira a Galilea para vivir en casa de su suegra. Si tú tienes suegra es que estás casado. Tenemos que plantear que lo que la gente ahora lee como Biblia fueron una recopilación de textos hechos por Ireneo de Lyon en el año 183, que decidió qué libros los católicos deberían leer en el futuro y qué libros serían herejes. Creó un catálogo llamado “Contra las herejías”, donde incluyó todos los evangelios que decían algo que a Ireneo de Lyon no le gustaba. Por ejemplo, el evangelio de María -supuestamente escrito por María-, donde habla de cuestiones personales de su hijo, Jesús el hijo de dios. Una de las cosas que yo critico es que desde el año 183 hasta ahora -2010- nadie en la Iglesia se ha planteado el reformar ese libro que supuestamente es sagrado para los católicos y ver qué textos pueden ser recuperados para el católico del siglo XXI, porque no es lo mismo un católico del siglo XXI que del siglo II.
-¿Por qué esa animadversión al sexo en la religión católica, cosa que no sucede por ejemplo en el judaísmo?
-Principalmente porque en el judaísmo tú para ser rabino, antes tienes que estar casado porque cuando unes tu cuerpo con el de la mujer adquieres mayor sabiduría. Luego ya podríamos discutir si el judaísmo actual es retrógrado o no. Pero realmente, la religión católica es la única que impide a los religiosos contraer matrimonio. ¿Por qué entre los luteranos o los protestantes no ha habido nunca casos sobre abusos sexuales a niños? Pues simplemente porque son gente normal y corriente, con ello me refiero a que se casan, tiene su mujer, sus hijos, pero en lugar de ir a trabajar a un banco o a una revista, se van a dar misa. Lo que sí he descubierto escribiendo este libro es que el celibato ha sido el gran cáncer de la Iglesia católica, desde sus orígenes hasta la actualidad. Creo que los abusos sexuales sobre niños, o casos de abusos sexuales sobre seminaristas por parte de altos cargos de la Iglesia católica, se dan en parte porque ha habido una imposición absoluta sobre el celibato y eso ha provocado degeneraciones como es el violar o abusar de un niño.
-¿La prohibición del sexo está condenada al fracaso?
-Es que yo te demuestro que aproximadamente un 90% de los Papas han fornicado como locos. ¿Cuándo se impone el celibato? A partir del siglo XIII-XIV, pero estamos hablando de cara a la galería, porque ellos practicaban la sodomía como el caso de León X o el caso de Clemente VII; abusaban sexualmente de niños, muchos de ellos fueron proxenetas hasta tal punto que hoy estarían en la cárcel. Ha habido muchos Papas que controlaron la prostitución que había en Roma, concentrando a las más de 40.000 prostitutas existentes en la época en barrios especiales y exigiéndoles un impuesto que iba directamente a las arcas papales. A eso se le llama proxenetismo y la Guardia Civil te detendría.

“Yo demuestro que aproximadamente un 90% de los Papas han fornicado como locos. ¿Cuándo se impone el celibato? A partir del siglo XIII-XIV, pero estamos hablando de cara a la galería”

-¿Por qué se empeñan en mantener la castidad en los religiosos, cuando feligreses y curas piden que se cambie ya?
-El mayor retrógrado del mundo en el tema fue Juan Pablo II, “el Papa de la CNN” como yo le llamo. Espero que no le hagan santo porque no se lo merece. Ha sido el hombre más duro con respecto a la Iglesia. Cortó de cuajo cualquier avance que pudiera tener la Iglesia en el presente y en el futuro en todo lo referente al sacerdocio femenino, celibato o el sacerdocio laico.
-La mujer sigue siendo la mayor perjudicada de los preceptos de la Iglesia…
-La primera baza es que tenéis el estatuto de que una mujer fue lamadre de Dios, dio a luz a Jesucristo. Se le pone en una situación muy alta, pero eso sí, no se le permite ejercer el sacerdocio. Pues no lo entiendo entonces.
Luego, en toda la Biblia tienes cantidad de cuestiones donde la mujer lleva las de perder. Acuérdate del caso de Lot en Sodoma y Gomorra: Dios manda a dos ángeles para que visiten a Lot en una ciudad de degeneración que era Sodoma, y llegan a la puerta de Lot todos los habitantes porque se quieren tirar a los dos ángeles enviados por Dios. Lot dice que no, que son visitantes que acaban de venir, pero que él les cede a sus hijas durante toda la noche para que las violen… con el visto bueno de Dios. En pleno siglo XXI la gente sigue un libro sagrado que es absolutamente brutal con respecto a la mujer -yo no entiendo cómo las organizaciones feministas no han quemado ya ese libro-, ¿qué te puedes esperar de unos señores retrógrados, como Juan Pablo II o Benedicto XVI?

Papas y sexo, con nombres y apellidos

-El Papa Celestino III dio lugar a un boyante negocio que ha llegado hasta nuestra época: el de las nulidades matrimoniales, por el que se paga mucho dinero que va a las arcas papales… ¿Qué otros negocios relacionados con el matrimonio y el sexo proporcionan dinero a los Papas?
-Actualmente se enriquecen por ejemplo con las acciones que la Iglesia católica tiene en compañías de preservativos. Así que por un lado nos dice que no los usemos y por otro se benefician de los beneficios que les dan las fábricas de condones. O por ejemplo, antes -ahora ya no-, tenían parte de accionariado a través de un fondo de inversión en las farmacéuticas Pzifer, que son los que fabrican el Viagra, entre varios medicamentos. Ahora ya no tienen la custodia de la prostitución en Roma, pero si pudieran sí que la tendrían.

“El celibato ha sido el gran cáncer de la Iglesia católica, desde sus orígenes hasta la actualidad. Su imposición absoluta ha provocado degeneraciones como es el violar o abusar de un niño”

-Sorprende la figura de Juan XXIII -el llamado “Papa bueno”-, que a finales de 1962 ratificó el documento Crimen Sollicitationis, que imponía el secreto a todos los implicados en casos de abusos sexuales dentro de la Iglesia católica. ¿El impulsor del Concilio Vaticano II desprotegió a los fieles de la pederastia y los abusos de religiosos?
-Los católicos pueden pensar lo que quieran, pero la realidad es que Juan XXIII, el “Papa bueno”, el Papa del Concilio Vaticano II, es quien comienza la conspiración de silencio de la Iglesia católica, que ha llegado hasta Juan Pablo II con respecto a proteger a los casos de abusos sexuales sobre niños. Juan XXIII firma un documento de 63 páginas donde se indica a la alta curia romana que en todos los casos sobre abusos a niños, que los abusadores sean tratados como pecadores, pero nunca como delincuentes. Y un párrafo de ese documento dice que ese tipo de actos no se les pueden dar a conocer a la policía porque ellos no tienen un poder sobre religiosos de la Iglesia católica. Cuento casos como el de John Geoghan, un sacerdote que violó a 152 niños. La Iglesia católica tenía conocimiento de que este tipo era un pederasta y de que estaba violando a niños, y lo que hacían era mandarlo a una residencia para que descansase y ver si se curaba de ese pequeño defectillo que tenía, para después volver a mandarlo a destinos cerca de niños. Luego está el caso del cardenal primado de Austria, que se descubrió que había violado a varios seminaristas, mientras la Iglesia afirmaba que había una nueva persecución nazi sobre la Iglesia católica. ¿Cuál fue el resultado? Pues que ese mismo año casi 57.000 católicos austríacos se dieron de baja formalmente en la religión católica.
-El libro pone de manifiesto que Juan Pablo II tenía fama de mujeriego y conocía el sexo, incluso que -según Leon Hayblum- tuvo una hija y posteriormente una nieta. ¿De qué modo cree que influiría esta información a los católicos que están pendientes de la canonización del anterior Papa?
-Yo lo que hago es recopilar todas las novias que tuvo Juan Pablo II, incluida la última novia que él tiene como cardenal, e incluso una relación que él extiende a cuando es elegido Papa, que es Teresa Tymieniecka. Esta es una filósofa polaco-estadounidense cuyo marido -un catedrático de una universidad muy prestigiosa de EEUU- es entrevistado por Bernstein (uno de los del caso Watergate) y Marco Politi, los autores del libro Su Santidad. En la entrevista el profesor reconoce que la relación entre su esposa y el cardenal Wojtyla iba mucho más allá de una simple atracción filosófica. Eso lo dice el marido de la implicada, no lo digo yo. Y luego hay una historia muy extraña, que también he recogido y que es la que escribe Hayblum. Él habla de que Wojtyla tuvo una supuesta hija durante el final de la Segunda Guerra Mundial, que se crió en un convento en las afueras de Cracovia, aunque no es religiosa. Ella se casa con Leon Hayblum y cuando va a nacer su hija, su mujer le reconoce que el abuelo de la niña es Wojtyla. Él escribe toda la historia en un libro que se llama “Yo quiero contar esta historia”, editado en EEUU. Yo no he podido encontrar el libro, pero sí estadounidenses que han tenido el libro en sus manos.

“Hace poco alguien se ofendió porque yo dije que jamás dejaría que mi hijo menor de edad leyese la Biblia, porque me parece un libro totalmente lleno de sexo y violencia”

-El que regula la posición de la Iglesia católica ante las cuestiones sexuales es hoy Benedicto XVI, quien ha declarado varias veces que se encontraría más a gusto en la Edad Media que en la época actual. Con respecto al sexo, ¿cuáles son sus caballos de batalla más recurrentes?

-En el libro recojo con nombre y apellidos los casos concretos del Cardenal Ratzinger. Por ejemplo, un sacerdote escocés que es condenado al silencio perpetuo por parte de la Congregación de la Doctrina de la Fe bajo el mandato de Ratzinger, porque se enteran de que este hombre iba de forma clandestina los sábados y domingos a dar misa a una organización de gays y lesbianas católicos. O el caso de una religiosa que ejerció durante 32 años, hasta que tuvo que colgar los hábitos por orden de Ratzinger porque descubren que iba de forma clandestina a dar apoyo moral a una asociación donde había adolescentes que habían abortado.
-¿Por qué Benedicto XVI es tan contrario al sacerdocio femenino? ¿Cómo cree que cambiaría la Iglesia católica si se aprobase, como piden tantos de sus miembros?

-Si las mujeres pudieran oficiar misas, la iglesia evolucionaría. En Foros del Misterio un lector me preguntó qué haría si fuera elegido Papa. Yo le contesté que “Siendo el Papa Eric, al día siguiente convocaría un gran Concilio Vaticano III para permitir a los religiosos contraer matrimonio; acabar de una vez por todas con el celibato; permitir a la mujer incorporarse al sacerdocio; abrir al “aire fresco” y a los investigadores, los ‘Archivos Secretos Vaticanos’; llamar nuevamente al seno de la Iglesia a todos aquellos religiosos que fueron expulsados por la Congregación de la Doctrina de la Fe de Ratzinger; y expulsar de la Iglesia a todos aquellos que hubiesen cometido abusos sexuales sobre niños, seminaristas… Me llamarían el Papa Eric, el Revolucionario”