EL FRACASO DE LA EDUCACIÓN MODERNA

Interlocutor: En su libro sobre la educación, usted sugiere que la educación moderna es un completo fracaso. Me gustaría que explicara esto:…….

R: ¿No es un fracaso, señor? Cuando usted sale a la calle ve al hombre pobre y al rico, y cuando mira a su alrededor ve a todas las personas que se dicen educadas riñendo, peleando, matándose unas a otras en guerras que ocurren en todo el mundo. Hoy existe el conocimiento científico suficiente para que podamos proveer de alimento, ropa y albergue a todos los seres humanos; sin embargo, no es eso lo que se hace. Los políticos y otros líderes son en todo el mundo personas educadas, tienen títulos, grados, togas y bonetes, son doctores, abogados y científicos; sin embargo, no han creado un mundo en el cual el hombre pueda vivir dichosamente. Por lo tanto, la educación moderna ha fracasado, ¿no es así? Y si uno está satisfecho con ser educado del mismo viejo modo, hará de la vida otra tremenda injusticia.

I: ¿Puedo saber por qué no debemos amoldarnos a los planes de nuestros padres, ya que lo que ellos quieren es que seamos buenos?

R: ¿Por qué deben ustedes amoldarse a los planes de sus padres, por meritorios, por nobles que sean? No son mera masilla, no son jalea para que les encajen en un molde. Y si encajan, ¿qué ocurre con ustedes? Se convierten en una así llamada buena chica o un buen muchacho, ¿y después qué? ¿Saben qué significa ser buenos? “La bondad no es meramente lo que la sociedad dice o lo que dicen los padres”. La bondad es algo por completo diferente, ¿no es así? “La bondad surge sólo cuando tenemos inteligencia, cuando tenemos amor, cuando no tenemos miedo. No puedes ser bueno si tienes miedo. Puedes volverte respetable haciendo lo que exige la sociedad, y entonces la sociedad te pone una guirnalda, dice qué persona tan buena eres; pero ser meramente respetable no es ser bueno”.

Mira, cuando somos jóvenes no queremos amoldamos, y al mismo tiempo queremos ser buenos. Queremos ser gentiles, dulces, queremos ser considerados y hacer cosas amables; pero sabemos qué significa todo eso y somos “buenos” porque tenemos miedo. “Nuestros padres dicen: “Sé bueno”, y casi todos somos buenos, pero una “bondad” semejante consiste meramente en vivir conforme a los planes de ellos para nosotros”.

I: Usted dice que la educación moderna es un fracaso. Pero si los políticos no hubieran recibido educación, ¿cree usted que podrían haber creado un mundo mejor?

R: No estoy del todo seguro de que no podrían haber creado un mundo mejor si no hubieran recibido “esta” clase de educación. ¿Qué significa gobernar a la gente? Después de todo, eso es lo que se supone que hacen los políticos: gobernar a la gente. Pero son ambiciosos, desean poder, posición, quieren ser respetados, quieren ser los conductores, ocupar el primer lugar; “no piensan en la gente, están pensando en sí mismos o en sus partidos, que son una extensión de ellos mismos”. Los seres humanos son seres humanos, sea que vivan en la India, en Alemania, en Rusia, en América o en la China; pero ya lo ven, al dividir a los hombres de acuerdo con los países, son más los políticos que pueden tener grandes posiciones, de modo que no les interesa pensar en el mundo como una totalidad. Son educados, saben leer, argumentar, hablan incisamente acerca de ser buenos ciudadanos, pero los que deben ocupar el primer lugar son ellos. ¿Dividir el mundo y crear guerras es lo que llamamos educación? Los políticos no están solos haciendo esto, todos lo hacemos. Algunas personas quieren la guerra porque les rinde beneficios. De modo que no son sólo los políticos quienes deben tener la clase correcta de educación.

I: Entonces, ¿cuál es su idea de la clase correcta de educación?

R: Acabo de decírselo. Mire, se lo mostraré nuevamente. Después de todo, la persona religiosa o política no es la que adora a un Dios o a un líder, a una imagen o una doctrina hecha por la mente, sino una que investiga realmente qué es la verdad, qué es Dios, que es la Realidad; y una persona así es verdaderamente educada. Puede no haber ido a la escuela, puede no tener libros, quizá ni siquiera sepa leer; pero se está liberando del temor, de su egoísmo, de su interés propio, de su ambición. Por lo tanto, la educación no es meramente un proceso de aprender a leer, a calcular, a construir puentes, de realizar investigaciones para encontrar nuevos modos de utilizar el poder atómico y demás. El propósito de la educación es fundamentalmente ayudar al hombre a que se libere de su propia mezquindad y de sus estúpidas ambiciones. Toda ambición es estúpida, mezquina; no existe la gran ambición. Y la educación implica también ayudar al estudiante a crecer en libertad y sin temor, ¿no es así?

I: ¿Cómo pueden todos los hombres ser educados de ese modo?

R: ¿No quieres tú ser educado de ese modo?

I: ¿Pero cómo?

R: En primer lugar, ¿quieres ser educado así? No preguntes cómo, sientes que quieres ser educado de ese modo. Si tienes este sentimiento intenso, cuando hayas crecido ayudarás a crearlo en otros, ¿no es cierto? Mira: si eres muy entusiasta jugando cierto juego, pronto encontrarás a otras personas que lo jueguen contigo. De igual manera, si eres realmente entusiasta en querer ser educado del modo que hemos estado discutiendo, ayudarás a crear una escuela con la clase apropiada de maestros que proporcionarán ese tipo de educación. Pero muy pocos de nosotros queremos realmente ese tipo de educación, y entonces preguntamos: “¿Cómo puede hacerse?”. Acudimos a algún otro para la respuesta. Pero si todos ustedes -cada estudiante que está escuchando y espero que los maestros también- quieren esa clase de educación, entonces la exigirán y la llevarán a cabo.

Tomemos un ejemplo sencillo. Ustedes saben lo que es la goma de mascar, ¿no? Si todos quieren mascar goma el fabricante la produce, pero si no la quieren, el fabricante quiebra. De igual modo y en un nivel por completo diferente, si todos ustedes dicen: “Queremos la clase correcta de educación, no esta falsa educación que sólo conduce al crimen organizado”, si dicen eso y es realmente lo que quieren decir, darán origen a la clase correcta de educación. Pero ya ven, ustedes son todavía demasiado jóvenes, demasiado temerosos, por eso es importante ayudarles a crear esto.

I: Si quiero la clase correcta de educación, ¿necesito maestros?

R: Por supuesto que sí. Necesitas maestros que te ayuden, ¿no es así? ¿Pero qué es ayudar? No estás viviendo solo en el mundo, ¿verdad? Están tus compañeros estudiantes, tus padres, tus maestros, el cartero, el lechero, todos son necesarios, todos se ayudan el uno al otro a vivir en este mundo. Pero si dices: “El maestro es sagrado, él está en un nivel y yo estoy en otro”, entonces esa clase de ayuda no es ayuda en absoluto. El maestro sólo es útil si no está utilizando la enseñanza para alimentar su vanidad o como un recurso para su propia seguridad. Si enseña no porque es incapaz de hacer otra cosa sino porque realmente ama la enseñanza, entonces ayudará al estudiante a crecer sin temor. Esto significa nada de exámenes ni calificaciones ni notas. Si ustedes van a crear la clase correcta de educación, necesitan de tales maestros para que les ayuden a crearla; es, entonces, muy importante que los maestros mismos sean educados correctamente.