DESEO Y PENSAMIENTO

Qué es primero ¿El deseo o el pensamiento? ¿Deseamos y luego pensamos? o ¿Pensamos y luego deseamos?. Si no hay deseo no hay pensamiento ni necesidad de ello excepto en el campo práctico, en el campo factual. Pero sin pensamiento no existe el deseo, por lo tanto, uno encierra al otro y de esa manera se retroalimentan mutuamente.

El vicio permanente que crea en nuestra mente el desear y pensar, hace y crea en nuestro intelecto el hábito costumbre del parloteo incesante y del condicionar a la mente al eterno conflicto, el cual intenta, con el pensamiento, resolver dicho círculo vicioso.

Al retroalimentarse el pensamiento y el deseo, imposibilitan la percepción del conflicto, razón por la cual, creemos que sólo la satisfacción del deseo es la solución del conflicto mental que provoca el deseo insatisfecho, y ello nos lleva a no comprender el problema que el deseo y el pensamiento provocan continuamente en nosotros.

Buscamos solucionar el problema, no buscamos la causa que lo originó, lo que significa no comprender el problema y ello nos lleva al eterno círculo vicioso de la repetición del problema y a la búsqueda de más soluciones.

En este entramado mental nos encontramos frecuentemente cuando el mundo exterior nos trae un nuevo desafío, un nuevo problema, lo que termina agrandando nuestro conflicto y confusión, sintiendo que estamos casi perdidos y ello nos lleva a reaccionar, cuestionando, protestando y quejándonos, de todo y todos.

Si no existe ambición, no existe el pensamiento obsesivo, por lo tanto, no hay deseo que nos conflictúe, y ése es el lugar preciso en donde debe existir el pensamiento, porque ello produce orden en nuestra mente con la consecuente inteligencia creativa… Por lo tanto: ¡Sólo deje de Ambicionar!

1 comment for “DESEO Y PENSAMIENTO

  1. 7 Junio 2010 at 13:41 pm

    A quien le interese el asunto:

    ¿Que viene primero en este marasmo que culmina en Deseo?

    El mecanismo sería mas o menos así:
    Ambicionamos algo (una mujer hermosa a nuestro lado, un automovil carísimo, lo que fuere), esa ambicion es rumiada adentro (pensamiento ambicioso) y de alli surge el deseo. Ahora bien, una vez establecido el “objeto del deseo”, recien ahi viene la obsesion para procurarlo (o la ilusion de como seria haberlo conseguido), y ahi si que estamos presos de la obsesion, es decir, de un deseo concreto pero afianzado, potenciado por el impulso obsesivo.

    Pero estimo que hay un proceso previo: La desatención.

    ¿Que tendria de malo que a uno le gusten las mujeres hermosas, o poder tener una Ferrari? Nada malo habria con eso.

    Pero como no son imprescindibles para nuestra vida, si no estamos atentos, entonces nuestra ambicion las convierte en “necesidad”

    ¿Por que es que la atencion nos puede resolver este problema?

    Porque solo con atencion entra en juego el Discernimiento.
    Y el discernimiento nos va a indicar que, bueno, si una mujer hermosa puede darte su compañia (o su corazon, mejor entonces), sera una gran suerte, pero es solo una posibilidad donde no entran en juego nuestras necesidades vitales.

    El discernimiento (un formidable producto de la atencion) nos va a indicar en cada caso si aquello a lo que apuntamos es una necesidad
    (comida siempre, ropa abrigada si hace frio, algun techo donde pasar la noche), o es solo un producto de procurar gratificación lujuriosa, ostentosa, status, etc.

    Quiero decir, la atencion es el elemento que abortará como “deseo” a alqo que no sea imprescindible, descartándolo mentalmente, sin que por ello nos dejase de gustar. Hay gran sutileza aqui, adviértase.

    Entonces, no es necesario que “nos deje de gustar” aparearnos con una mujer hermosa, o poder manejar una Ferrari. Pero una cosa es que nos guste algo, y otra cosa muy distinta es que a ese “algo” lo elevemos a la categoria de indispensable, pues es alli donde se filtra la ambicion, y entonces será automatico el paso al deseo concreto, y al mecanismo obsesivo que lo va a potenciar aun mas, hasta niveles de locura, quizas.

    Atencion + discernimiento es la clave.
    Si no tenemos esto, todo el mecanismo arriba descripto (y lo que el articulo bien explica) sera siempre automático, y sera una tragedia.

Comments are closed.