CONFUSIÓN

Es evidente que cuando uno toma un libro desea que en él se encuentren todas las respuestas o por lo menos se le indique qué hacer o cómo hacer. Este hábito se encuentra enclavado en nosotros a raíz de la vieja costumbre que nos asegura que siempre hay un qué y un cómo hacer, pero lo que no percibimos es la dependencia que este hábito crea, en nosotros, del líder y de la autoridad que nos califica y nos aprueba o rechaza, indicándonos qué tenemos que hacer o cómo lo debemos hacer.
Si estoy encarcelado mi problema no es saber qué es la libertad, sino el saber qué es la cárcel y cómo está conformada, por lo tanto, mi deber es solamente comprender esa cárcel y cómo se conforma, lo cual trae como consecuencia la comprensión y la consecuente paz interior, y no el describir lo que es la libertad o qué es la libertad y sus derechos.
En este libro no encontrará ningún cómo hacer, ni ningún qué hacer, puesto que no soy un líder, una autoridad o el nuevo ideólogo, que viene a resolver con sus teorías los dramas del mundo, ni tampoco a juzgar y a decir lo que los demás tiene que hacer para ser aprobados.
Usted debe aprender a cómo pensar y ello significa que debe comenzar por no esperar que los dilemas de la existencia se los den resueltos según el criterio de otro.
Este libro está basado en charlas realizadas con amigos, y ellas son sólo carteles que indican dónde queda un lugar, pero el llegar a ese lugar depende de sí usted quiere caminar hasta allá. El hacerlo o no depende de usted, no de que otro le indique o lo convenza que lo tiene que hacer.
¿Tiene mucha dificultad de pensar por usted mismo ¿Le agrada la dependencia del líder, de la autoridad ¿Se siente complacido con las respuestas hechas Mi invitación es que vea e investigue por sí mismo y no de acuerdo a una respuesta o alguna teoría que le dice dónde comenzar y dónde terminar. Mi tarea no es decirle lo que hay detrás de los velos, ni siquiera consiste en correrle esos velos, mi tarea consiste en describir los velos, en lo que ellos consisten, pero es su decisión el correrlos para poder ver lo que hay detrás de ellos.