Detalles de Actualidad

Basurero

1°) Una noticia por minuto, cada media hora la repetición y su reiteración en el siguiente programa. Este panorama muestra el bombardeo al cual se encuentra sometida la mente; nos encontramos informados de todo lo que necesitamos, deseamos o queremos: sobre absolutamente nada, y para nada. Semejante masacre psicológica nadie sabe para lo que sirve, excepto para autocalificarse a sí mismo como un ser informado [¿?] de modo que semejante invasión termina no siendo útil ni para el comunicador social ni para el resto de la sociedad; todo consiste en vomitar cuanto cable cae en la mesa de trabajo del comunicador porque debe llenar espacios y en el juego de llenar espacios se dice cualquier cosa. El periodismo informa, nosotros nos informamos ¿para que sirve todo aquello? Al fin del día se está empachado psíquicamente, y a la semana se tiene diarrea mental.

La información que retrata a la realidad, ¿es la realidad? La realidad es conformada ¿por meros sucesos parciales y opiniones periodísticas también parciales? Como sabemos la mente puede inventar y deformar la realidad, lo que significa que existe una calidad y una cualidad indiscutiblemente distinta entre la verdad y la realidad. La realidad no es la verdad a pesar de San Agustín e imitadores como Perón que repiten cual vulgares loros lo que han dicho otros sin examinarlo por ellos mismos, pero se puede hacer el esfuerzo para que lo sea, sobre todo cuando el comunicador tiene partido tomado por algún punto de vista ideológico, de modo que la realidad informática se encuentra teñida por su verdad, por su psicológica realidad dogmática, o en su defecto por los intereses particulares del multimedio y generalmente por sus posiciones neoliberales o posmarxistas -que se identifican hoy como progresistas [¿?]-. De modo que la información que recibimos no es la realidad ni algo parecido, es simplemente la puesta en escena y la entrega de información de lo que conviene a cada espacio periodístico, obviamente acomodando las causas de acuerdo al análisis de la mente interesadamente adoctrinada de los componentes del panel.

La información interpreta efectos, no tiene la capacidad de mostrarnos y demostrarnos las causas que hacen a los sucesos de la realidad, simplemente nos abarrotan con versiones y análisis dogmáticos pero… académicamente eruditos, culturalmente ilustrados y educadamente cultivados, lo que finalmente aniquila la información.

°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°

2°) Una mentira muchas veces repetidas se convierte en verdad; era la consigna preferida de Hitler. Repite, repite, que algo quedara; era la consigna preferida de Goebbels. Existen hábitos y costumbres que se ponen en practica en la sociedad por reflejo inconsciente, y los seres humanos las ejercitan de memoria todos los días. Es así cómo podemos escuchar opiniones que aseguran que la disciplina rígida hace mejores seres humanos en todas las dimensiones del vivir. Hoy en día esa opinión aplicada al comportamiento rebelde de los estudiantes, da lugar a la idea de que toda educación pasada fue mejor, sobre todo por la rigidez con que se ejecutaba la disciplina sobre los alumnos. Realmente si la rigidez produce mejor educación y en consecuencia da a la sociedad mejores seres humanos, debemos afirmar que ello es nada más que una paradoja satánica. Esos seres humanos que fueron educados con la rigidez aludida, han sido y son, los que construyeron y que construyen hoy en día el mundo que tenemos. ¿Existe algún tipo de estúpido que considere que este es un mundo justo, equitativo, solidario, progresista, civilizado y dichoso donde vivir?.

La educación rígida del ayer construyó seres humanos que hicieron la Primera y Segunda Guerra Mundial, la revolución Rusa, Cubana y China, que construyeron la bomba atómica, de neutrones y cuanta arma química sea capaz de destrozar el mundo, que idearon las masacres en masa de Laos, Camboya y Vietnam, que hicieron las cámaras de gas, los Gulag, que institucionalizaron la tortura. Esa educación produjo seres como Hitler, Musolini, Lenin, Einstein, Stalin, Mao, Nixon, Tacher, Méngüele, Reagan, Bush I y II, Pinochet, Stroesner, Videla, Somoza, Castro, Papa Dog, Idi Amin, Sharon, Putin, Aznar, Menem, Blair, Arafath, Jomeini, Hussein, y etc, etc, etc. Construyeron la ideación de lo mejor a través de ideologías sectarias, dogmaticas y crueles, como el comunismo, el nazismo, el neoliberalismo, y la que más derramamiento de sangre a producido en la historia humana: el nacionalismo.

En la actualidad el mundo paga las consecuencias de la rígida educación y, por lo tanto, extraordinaria, que produjo a los ideólogos e iluminados académicos, ejecutores y profetas -que alcanzaron la realización mística-espiritual-económica- en la universidad más prestigiosa [¿?] del mundo- que nos revelaron el neoliberalismo, lo cual es y se ha convertido en una perfecta ideación de crueldad sin precedentes en la historia de la perversa mente humana, al haber creado el más despiadado genocidio silencioso. Treinta y cinco mil seres humanos mueren de hambre por día, en un mundo en donde lo que más hay es alimento y dinero. ¿Qué es lo extraordinario y sobrenatural de la educación pasada? ¿Toda educación pasada fue mejor? ¿No es normal y racional, cualquier tipo de rebeldía de los estudiantes actúales? Cualquier protesta estudiantil hoy en día ¿puede ser más irracional que el mundo que heredaron?

°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°

3°) El mundo sabe, percibe, siente, sospecha, cree, intuye, que es imprescindible, necesario e inevitable, que se produzca un giro hacia un ideal de equilibrio que permita un acercamiento, a la igualdad. El desequilibrio producido por la injusticia actual no es noticia de primeras planas o de noticiero televisivo, pero si es algo silenciosamente latente en la mente y el corazón de cada ser humano, lo que representa lo peligroso que es no buscar las formas de acercarse a la concreción de dicho ideal.

Los desafíos son múltiples y heterogéneos, por haberse ampliado el espectro de puntos de ruptura. A principios del siglo pasado la igualdad estaba direccionada casi exclusivamente al punto económico, pero en la actualidad todo ello se amplio a los campos de la diversidad cultural: piden igualdad los indígenas, los inmigrantes, las razas postergadas, crecen las luchas por la igualdad sexual y los derechos de la mujer, se desarrolla la lucha de los ecologistas, de los desocupados, y además luchas políticas y sociales, lo que simplemente expresa la extensión del principio de igualdad.

El sentir humano se encuentra la noción de lo imprescindible que se ha hecho construir otro tipo de mundo, más equitativo, justo y digno, de modo que esa corriente subterránea simplemente está necesitando un motivo para estallar y construir desde la desgracia algo que se podría hacer desde lo racional, desde la cordura. Pero es obvio que la avaricia, ambición, egoísmo y codicia de quienes ostentan el poder político, económico y financiero, no les permitirá recapacitar antes de la masacre. Ellos no perciben que están provocando al mundo entero, ellos simplemente se dedican a propagandizar que quienes no están de acuerdo con ellos son retrógrados, y consideran que con eso basta para frenar el tsunami subterráneo que se está gestando y que descubrirán cuando sea demasiado tarde y se encuentren fuera de las posibilidades de salvarse de la ola.

°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°

4°) Bolivia ha logrado sacar a la luz la revolucionaria ironía progresista de los gobiernos de supuesta centro izquierda en Sudamérica: todos se encuentran preocupados por el daño que pueden producir a sus intereses los indígenas y obreros bolivianos, cuando todos pensábamos que celebrarían el proceso revolucionario boliviano [¿?].

Hoy las masas bolivianas exigen que se vayan todos y obviamente que ese movimiento popular espera el apoyo de los gobiernos progresistas sudamericanos [¿?]. Lamentablemente se llevaran una decepción, puesto que la derecha sudamericana se avergüenza de las posturas conservadoras de un ultra revolucionario obrero metalúrgico progresista como Lula da Silva y la de sus compañeros; los pequeños burgueses Kirchner, Lagos y Tabare. Los dirigentes de los gobiernos sudamericanos y cuanto progresista moderno existe han renunciado a la transición del poder de manos de la burguesía a manos del proletariado, lo cual marcó sus sueños de juventud y hoy se dedican a realizar la mayor revolución… al revés de la historia humana: todos se pasaron al neoliberalismo sin pronunciarse a su favor, lo cual los marca como simuladores de izquierda, o sea, hipócritas, falsos, farsantes en la realidad, pero izquierdistas en la intelectualidad; pero solo en la intelectualidad del discurso, porque en los hechos de gobierno son tan o más conservadores que la derecha neoliberal. Por ello debemos presentar nuestros respetos a la honestidad de Toledo y Uribe: ellos son neoliberales-neofascistas, pero son eso; no se esconden detrás de simulaciones distintas a lo que realmente son, con el sólo fin de conseguir votos.

Los llamados “progresistas” de todo el mundo no son más que: “JUBILADOS DEL MARXISMO QUE NO SE ANIMAN A IDENTIFICARSE COMO NEO-LIBERALES”

°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°

5°) Argentina vive preocupada por resolver su problema de identidad sin mirar en su ADN. El 54% de la población tiene sangre indígena, pero no hay argentino que sienta que su descendencia lo sea, ellos toman la cultura europea cómo propia, ya que esta domina la descendencia en la clase media. El no reconocer al indígena como padre de la nación posibilita él ignorarlo, lo cual además permite no reconocer la masacre despiadada realizada por el genocida Juan Argentino Roca de modo que cuando se busca una identidad y se niega el origen de la misma, es obvio que podemos elegir la identidad que deseemos, nos guste, nos agrade o nos parezca más civilizada. No hay identidad sin origen.

La Argentina es el único país de América que desconoce su origen indígena, lo que se agrava porque ni siquiera toma en cuenta a los que existen actualmente. Pero la discusión permanente, en todos los ámbitos, es que Argentina es un país sin identidad, ¿se puede tener identidad cuando se niega, se esconde y no se quiere recordar el origen?

°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°

6°) Aplicar la ley ¿necesariamente implica hacer justicia? La ley fue diseñada con el propósito de que se haga justicia, ¿cumple con ese propósito? ¿Qué es más importante, aplicar la ley o hacer justicia? ¿Existe la posibilidad de un consenso que posibilite aplicar justicia independientemente de lo que diga la ley? Tenemos la sensación de que la ley no tiene relación alguna con la justicia, de modo que un ser humano llamado juez es en definitiva quien aplica la ley de acuerdo a su propia convicción de justicia o intereses personales, o sea, que la justicia queda a merced del criterio personal y elimina el criterio colectivo, que en definitiva es quien debe ser beneficiado por dicha justicia.

¿Toda justicia es legal? ¿Debe ser legal la justicia o simplemente debe aplicarse de acuerdo al criterio y consenso colectivo? Y por sobre todo lo más importante: ¿quién debe aplicarla?. ¿Puede aplicar justicia quien no se conoce a sí mismo, lo que significa que su comprensión está condicionada a sus deseos, saber académico, intereses intelectuales, psicológicos y materiales? Nuestra noción de justicia, ¿no esta relacionada directamente con la visión parcial e ignorante que tenemos del vivir que a su vez es la injusticia que aplicamos con nuestra vida? Si somos injustos con nuestras vidas ¿qué avala que nuestros pedidos de justicia sean correctos?

°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°

7°) Los medios de comunicación, la educación, el ideal de igualdad, el progresismo político, la identidad y la justicia, todos juntos conforman detalles de actualidad, lo que significa que son parte de nuestro vivir, de modo que si no comprendemos y no tenemos conocimiento de nosotros mismos, ¿con que elementos enfrentaremos esta realidad para ser ecuánimes, racionales, justos, equitativos e imparciales? La realidad exige algo de conocimiento de nosotros mismos como elemento indispensable para ayudar a construir una sociedad minimamente normal, racional.

El extendido argumento de lo innecesario del conocimiento de sí mismo es lo que ha sobrevalorado a la ignorancia y ha dado crédito infinito al conocimiento libresco como único merito e imprescindible exigencia para gobernar el mundo. Ello ha dado como resultado final la sobre valoración del pensar y la entronización inconciente de su adoración y culto. Lo que hemos obtenido han sido teorías sobre la realidad y suposiciones de cómo solucionar la desdicha que revolotea el mundo y, por lo tanto, nuestro vivir.